logo Malleco7
2017-08-06
Dramática lucha de padre angolino para ver a su hija
Vecino asegura que madre no estaría cumpliendo con fallo judicial que reguló las visitas; agregó que el problema se habría originado cuando la progenitora efectuó denuncia de un intento de secuestro en el parque Escuela Normal, lo que nunca ocurrió.
ANGOL.- Desde la denuncia que una madre efectuó de un intento de secuestro de su hija en el parque Escuela Normal de Angol, hecho que jamás ocurrió y ni siquiera hubo indicios que permitieran pensarlo, que el padre de la menor vive una difícil situación porque la progenitora le impide ver a la niña de 9 años. El hombre contó su historia y dijo que lo hacía porque espera que se haga cumplir un fallo del Tribunal de Familia que regularizó las visitas.

VISITAS REGULADAS

Pablo Coñoepan, en entrevista exclusiva con Malleco7, relató que a fines del 2016 el Tribunal de Familia de Concepción emitió un fallo en el cual regularizó todo el sistema de visitas de su hija que viven con su madre, Sandra Bustamante, en esta ciudad; este vecino agregó que el Tribunal le permitió traer cada 15 días a su hija a Angol, donde cada vez que venía lo pasaba súper bien porque ambos efectuaban distintas actividades deportivas.
Este fallo también reguló las visitas en relación al cumpleaños de su hija y a las fiestas importantes y vacaciones.

FEBRERO DE ESTE AÑO

Dijo que pudo ver normalmente a su hija hasta febrero de este año, cuando la trajo a Angol; agregó que un día, alrededor de las 19:30 horas, fue con ella y con una sobrina de 11 años al parque Escuela Normal, donde para ir a jugar fútbol al estadio dejó a las dos con su hermana; agregó que ambas niñas caminaron no más de 20 metros hasta donde estaba su hermana, viéndolas hasta que llegaron donde ella y en ningún momento hubo algún indicio que permitiera siquiera pensar en un intento de secuestro, como al otro día la madre vino a denunciar ante la PDI y después relató a Radio Bio Bio.
“Cuando yo vi que mi hermana estaba ya en el parque me procedí a retirar, no sin antes cerciorarme de que mi hija y mi sobrina estaban con ella, había también un chofer de la municipalidad y Ximena, que trabaja con mi hermana en la Oficina de Deportes”.
El padre cuenta que al otro día llegaron detectives a su casa a preguntarle por este intento de secuestro, enterándose de la denuncia; como su sobrina estaba ahí le dijo a los policías que nunca hubo tal intento de delito.

PARA OBSTACULIZAR

El hombre dice creer que la madre efectuó esta denuncia para obstaculizar sus visitas a la niña; cuenta, además, que la mujer lo denunció en Concepción por una supuesta negligencia como padre, quedando ambas denuncias en nada, la primera porque la PDI la archivó como “otros hechos”, y la segunda porque la madre no la continuó.
Respecto de la denuncia de supuesto intento de secuestro, Pablo Coñoepán plantea que sería bueno que se terminara y aclarara que nunca ocurrió esto para tranquilidad de la gente.

NO LA PUEDE VER

Así está vigente el falló del 2016 que regula las visitas a su hija, sin embargo, asegura que desde febrero no la ha podido ver porque cada vez que la va a buscar a Concepción la madre y su hija no están, por lo que ha dejado varias constancias ante Carabineros.
Coñoepán plantea que no poder estar con su hija ha sido my difícil, pero ha contado con apoyo. “Es sumamente difícil, pero cuento con el apoyo de mi familia y tengo una red de amigos importante que saben el tema y me han ayudado”.
El deportista angolino agregó que un abogado ha solicitando todas las denuncias ante Carabineros de incumplimiento de visitas y las ha presentado ante el Tribunal de Familia, sin embargo, no ha habido un fallo judicial porque la madre todavía no ha podido ser notificada ya que circula por distintos domicilios.
Por último, Pablo Coñoepán dijo que lo único que busca es que se regularicen las visitas, obviamente sin perjudicar a la madre de su hija. “Yo lo único que quiero es poder ver a mi hija, que esto se regularice, que todo siga el curso normal y que las visitas que tengan con mi hija las pueda hacer normalmente sin impedimento, yo no le deseo mal a la madre de mi hija porque será su madre toda la vida y si ella está mal la que sufrirá será mi hija”.
       
Visitas: 1581
Volver..


RONDAS INFANTILES EN ANGOL


Maipú 299-A, a pasos de Av. O'Higgins