logo Malleco7
2018-04-05
Cientos de angolinos con tatuajes a flor de piel
Fenómeno de la cultura urbana está llegando con fuerza a la capital de Malleco. Tatuadores los realizan con gran pasión y plantean que se trata de un arte; en un taller ubicado en la Avenida O’Higgins más de 500 angolinos se los han efectuado.
ANGOL.- Hay fenómenos culturales urbanos que a pesar de lo alejada que Angol está de las grandes urbes llegaron a esta ciudad para quedarse. Uno de esos es el arte de dibujar y colorear para siempre la piel de las personas: el tatuaje. El sábado en el local Board Ink se realizó un evento para efectuarlos con diseños rápidos y sencillos, donde los cuatro tatuadores angolinos, que integran el taller que funciona ahí, dejaron su creatividad en 20 personas. Aquí, desde septiembre a la fecha, se han tatuado más de 500 personas, la gran mayoría menores de 30 años.

“SE ATREVEN”

El propietario de este local, cuyo rubro principal es la comercialización de skate (patinetas), accesorios y ropa relacionada, Daniel Sánchez, planteó que existe la creencia de que la gente no se tatúa en Angol, pero esto no es así porque cada día son más las personas que se atreven, de hecho dijo que desde mediados de septiembre, cuando empezaron con el taller, han estado asistiendo entre 3 y 6 angolinos al día a efectuarse estos diseños en su piel. “La gente acá viene todos los días a tatuarse, 3, 4, 5 y hasta 6 al día”.
Los tatuadores que trabajan en el taller, Camilo Henríquez, Nicolás Moya, Cesar Ramírez y Giovanni Molina, son todos autodidactas, con varios años de experiencia y con una gran pasión por este arte, que los ha llevado a especializarse y a cumplir con todas las exigencias sanitarias, como sus cursos de asepsias, las vacunas contra la hepatitis y a trabajar con sus implementos, fundamentalmente agujas, selladas y esterilizadas.

DE UNA A SEIS HORAS

Consultado Daniel Sánchez cómo es el proceso de los tatuajes, dijo que dependiendo de la complejidad del diseño, del tamaño y de los colores de cada uno, pueden demorarse entre 1 y 5 horas; agregó que el diseño se lleva a la piel a través de un delineado que se efectúa con una sola aguja, trazos que después se colorean con hasta con 6 ajugas más pequeñas, ingresando la tinta vegetal en una capa superficial de la piel.
Respecto de los diseño que los angolinos y angolinas se efectúan, Sánchez señaló que “hay de todos tipo, hay personas que vienen a tatuarse por motivos por personales, para recordar a algún familiar, para hacerse algún retrato, y otros que vienen simplemente porque les gusta el tatuaje (…) la mayoría se tatúa flores, rosas, que es lo más común”.

LOS ARTISTAS

Malleco7 dialogó con cada uno de estos artistas de las agujas, la tintura y la piel, quienes coinciden en que el tatuaje es un arte y que lo ejercen con mucha pasión, por lo que se han especializado y estudian para buscar lo sublime.
“Es mi vida, es mi trabajo, es algo que me encanta hacer, de chico venía pensando en esto, se logró y aquí estamos”, señala Giovanni Molina.
Por su parte Camilo Henríquez, quien tiene en su cuerpo 39 tatuajes efectuado por distintos creadores a través del país, señala que “para mí es todo, mi tiempo lo invierto todo en esto, en diseñar, dibujar, observar, avanzar, mejorar maquinarias, compartir con otras gentes que se dedica a lo mismo”.
Por su parte Nicolás Moya enfatiza que estamos ante una expresión artística. “Para mí el tatuaje es un forma de expresar arte, es una de las áreas del arte en la cual yo me expreso, yo igual soy autodidacta, dibujo, pinto y me dedico a las artes visuales, para mí lo mismo que logro en el papel quiero plasmarlo en la piel”.
Por último, Cesar Ramírez apunta a que la gente de Angol antes tenía una visión equivocada del tatuaje, asociándolo con la cárcel y a los delitos, pero esta imagen ha cambiado, prueba de ello es que en los últimos años se han abierto tres locales para efectuarlos acá y cientos de personas viven con este arte a flor de piel.
   
Visitas: 264
Volver..


RONDAS INFANTILES EN ANGOL


Maipú 299-A, a pasos de Av. O'Higgins